Una imagen saturada, con un color “fantasioso” o un cromatismo exaltado para hablar de un color como el rojo que es, en si, una euforia colorista. El rojo es el primer color que los recién nacidos ven y es su color preferido, es el primer color que percibimos después de una larga permanencia en la oscuridad, un color que nos acelera el ritmo cardíaco, nos excita y nos da sensación de calor.

El rojo es el color más activo visualmente hablando, está lleno de energía corpórea y por ello tiene mucho peso visual. Es también el que aúna de modo más efectivo las propiedades de los colores cálidos. Se identifica con la agresividad y la ira, el peligro y la prohibición. También es un color que evoca pasión e incluso lujuria. Produce atracción y se asocia con conceptos concretos como la sangre y el fuego y, como estos, tiende a expandirse. Es un color que aporta también el concepto abstracto de rebeldía y revolución, también en el aspecto político y, no en vano, es uno de los colores más utilizados en banderas y enseñas políticas y nacionales de todo el mundo.

La lente del ojo se debe adaptar para enfocar el rojo. La imagen del rojo se forma detrás de la retina y por ese motivo un objeto rojo se percibe más cerca y más grande. El poder que tiene para llamarnos la atención visualmente es lo que le hace más adecuado para su uso en la señalización, especialmente en la indicación de peligro o para objetos relacionados con emergencias como extintores, boca de incendio, mangueras, bomberos, señales de alerta o prohibición…

Significa la vitalidad, es el color de la sangre, de la pasión, de la fuerza bruta y del fuego. El planeta rojo es Marte, el dios de la guerra, asimismo en los pueblos germánicos la luna roja presagiaba la guerra. Es un color ligado al poder y la fuerza que pasó de ser utilizado por reyes a la alfombra roja por la que desfilan estrellas y personas importantes.

El corazón rojo es símbolo del amor y la pasión, la ropa interior roja simboliza una pasión que casi nos lleva a la lujuria, la caja roja de Nestlé es una tentación irresistible. En la naturaleza es un color que habitualmente encontramos en peces, minerales y, sobre todo, en flores que claman ser un punto de atención para insectos o pájaros. Asimismo los alimentos rojos son habituales y suelen estar asociados con sabores fuertes, picantes en algunos casos y reconstituyentes: carne roja, vino tinto, pimiento rojo…

En cuanto a expresiones y objetos en donde este color es altamente significativo, por ejemplo: Caperucita roja (que acabó con el lobo), teléfono rojo, libro rojo, armada roja, rojo de cólera, números rojos, días rojos, corregir en rojo…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Por favor valore el contenido)
Cargando…

Hablemos

Si tiene cualquier pregunta somos todo oídos :-)

Enviando

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Y recibirás por mail información de calidad sobre diseño :-)

Gracias por la suscripción!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?