fbpx

¿Qué es el centro de interés?

Se denomina CENTRO DE INTERÉS al elemento que más destaca, o se quiere destacar, en una fotografía.

Este puede ser una persona, un animal, un objeto, un edificio, un monumento…sencillamente, una parte de la escena.

Con frecuencia se realizan fotografías de planos generales en los que la vista deambula por la fotografía, sin encontrar el punto de atracción.

Aunque sólo se busque en una fotografía el valor documental, es importante que el fotógrafo añada a la imagen interés visual, para que logre transmitir las emociones de la escena.

Sólo así la imagen puede convertirse en el símbolo de un momento histórico o de un acontecimiento.

Centro de interés y ángulo de toma

Photo by Wherbson Rodrigues from Pexels

A distancias cortas es posible, además, una angulación de la cámara más acusada. Si se toma la fotografía desde un punto de vista muy bajo, se da al tema un cierto énfasis, que potencia su posible majestuosidad ya que aparece mucho más grande e importante que con la visión frontal.

Por el contrario, una visión desde arriba minimiza la importancia del motivo. Si la toma se realiza situando la cámara a derecha o izquierda del motivo, se tiene obviamente una versión distinta, que oculta, modifica o incorpora elementos de la escena.

La decisión de la distancia entre la cámara y el motivo debe pasar por un detenido estudio de este último, considerando su tamaño y cualidades, y también de la luz ambiental, del entorno y del equipo que se dispone, para optar por una o varias posibilidades de toma.

Formato y centro de interés

En una fotografía en la que aparezca, por ejemplo, una persona caminando o un coche o motocicleta en movimiento, es más efectivo, por lo general, encuadrar en formato horizontal de manera que quede más espacio por delante del motivo.

De esta forma se potencia la sensación de desplazamiento y, en su caso, de velocidad.

Por el contrario, si el motivo tiene ya una forma alargada y vertical, como es el caso de monumentos, edificios, árboles, la mayoría de retratos, etc., el formato vertical de la fotografía es más recomendable.

El formato cuadrado está situado entre los antes mencionados y requiere, por tanto, un tratamiento ligeramente diferenciado. No hay que olvidar que el carácter y la capacidad expresiva de una fotografía son potenciados o recortados según la decisión de su autor.

Tener en cuenta las diferentes posibilidades que ofrece un tema determina resultados llamativos y espectaculares.

La combinación de los diferentes controles de la cámara es también importante para destacar el centro de interés.

Uso de los controles

El empleo preciso de los controles de la cámara permite obtener una imagen correctamente expuesta y nítida, y además incidir en el contenido expresivo y creativo de la imagen.

La habilidad del fotógrafo en el uso de los controles de la cámara le brinda un amplio abanico de posibilidades expresivas a la hora de destacar el centro de interés de su fotografía.

El obturador, mediante el selector correspondiente, actúa sobre diferentes tiempos o velocidades de exposición.

Las velocidades de obturación alta permite congelar el movimiento. Las obturaciones lentas recogen el movimiento

Photo by Alex Powell from Pexels

Enfoque Selectivo

El enfoque selectivo significa dar nitidez solamente a lo que interesa, lo que permite un mayor control sobre el contenido y la interpretación final de la fotografía.

La operación de enfoque está desvinculado del encuadre, es decir, una cosa es lo que se encuadra y otra muy distinta es lo que se enfoca dentro del encuadre.

El fotógrafo decide primero el encuadre y después enfoca aquello que te parece más conveniente, lo cual no ha de coincidir forzosamente con el centro del encuadre.

Dejar nítida sólo una parte de la imagen, mientras el resto queda desenfocado, es una buena fórmula para destacar el centro de interés. Esta opción se llama enfoque selectivo.

Destacar, acentuar determinados aspectos o cualidades del motivo y transmitir emociones son las metas que se han de conseguir. Éstas son, en definitiva, las diferencias que determinan que una fotografía sea, además de correcta, interesante.

Para mejorar resultados, el fotógrafo debe educar su manera de mirar el entorno e incorporar a sus reflejos la mirada selectiva e instintiva ante cualquier situación.

Un buen ejercicio para conseguirlo es mirar repetidamente por el visor de la cámara y analizar lo que se ve a través de él con ojos críticos, como serán los del observador de la fotografía.

Estudia diseño en el IAV

¿Quieres una formación especializada y flexible en diseño?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Hablemos

Si tiene cualquier pregunta somos todo oídos :-)

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?