Un amplio porcentaje del espectro visible se puede representar combinando luz de color rojo, verde y azul (RGB) en distintas proporciones e intensidades. Donde se solapan los colores, se crea el cian, el magenta, el amarillo y el blanco.

Debido a que los colores RGB se combinan para crear el blanco, también se denominan colores aditivos. La suma de todos los colores produce el blanco, es decir, se transmiten al ojo todas las longitudes de onda visibles. Los colores aditivos se usan para iluminación, vídeo y monitores. El monitor, por ejemplo, crea color mediante la emisión de luz a través de fósforos de color rojo, verde y azul.

Cuando comenzamos la corrección de una imagen, se debe comenzar en este modo para ajustar el brillo y contraste.

Cuando preparamos una imagen para Web, ésta debe estar previamente en modo RGB, puesto que incluir tres canales de color, el peso de ésta será menor y además cada uno con un valor formado por 8 bits de información, lo que ofrece 256 tonos de cada color y 16,7 millones de colores al combinarlos.

Existen mucho filtros y efectos que solamente tienen funcionan si el modo de la imagen es RGB.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Por favor valore el contenido)
Cargando…

Hablemos

Si tiene cualquier pregunta somos todo oídos :-)

Enviando

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Y recibirás por mail información de calidad sobre diseño :-)

Gracias por la suscripción!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?