Andan por Internet ya las imágenes del nuevo Packaging de Coca-Cola –considerada una de las marcas más importantes- que podremos encontrar en los lineales a finales de año y que tiene el objetivo de ser más “verde”. Para ello se ha puesto a producir dos mil millones de botellas “Pet Plant Bottle”, fabricadas a partir de un derivado de la caña de azúcar.

Además del cambio en el material que las convertirá en ser altamente reciclables, las botellas pasarán a ser rectangulares, lo que permitirá que se tenga un mayor espacio tanto para la marca como para la información al consumidor, mayor capacidad de transporte y almacenaje, permite también el apilamiento y mayor capacidad de compresión –66% más- para el reciclado.

Evidentemente todos estos datos son interesantes y positivos aunque cuando veo el aspecto de las botellas me viene a la cabeza otro tipo de productos que no tienen nada que ver con los refrescos. La extensión de la etiqueta puede ser interesante para un mayor contenido de elementos informativos o promocionales, pero la vista del producto también juega una baza importante en el consumidor.

El responsable de este cambio es Andrew Seunghyun Kim un joven diseñador responsable de otros sorprendentes e interesantes diseños como el que realizó para Samsung en el 2008 y bautizado como el “Lavender diseño”, un teléfono con dispensador de perfume –lavanda- así como luz ultravioleta que mata las bacterias cuando se carga y que lo desarrolló Andrew con sólo 16 años. O el teléfono Mariposa “Butterfly” también diseñado para Samsung, con un mecanismo de inclinación y deslizamiento, doble pantalla y nano partículas de plata para prevenir la acumulación de bacterias.

No es la primera vez que la compañía afronta retos importantes en cuanto al cambio de imagen de sus productos, aunque renovar la imagen de marca de una gran corporación es una tarea delicada que entraña ciertos riesgos y más cuando las situaciones de mercado son complicadas y en mercados saturados como es el de las bebidas refrescantes.

Las marcas buscan encontrar diseños que los identifiquen y distingan de sus competidores ante un consumidor que cada día es más exigente y está más informado de los productos que busca. Pero cuidado con algunos packaging que nos remiten a otro tipo de productos porque pueden producir extrañeza y los que no se conoce o reconoce puede que no se quiera.

El tiempo dirá como se traduce eso en ventas por ahora sólo nos queda opinar… ¿y a ti que te parece?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Por favor valore el contenido)
Cargando…

Hablemos

Si tiene cualquier pregunta somos todo oídos :-)

Enviando

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Y recibirás por mail información de calidad sobre diseño :-)

Gracias por la suscripción!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?