Una planificación de compra de medios debe medir básicamente dos cosas:

1- La Cobertura, o sea el porcentaje del público objetivo que estará expuesto a los anuncios.

2- Las oportunidades de ver el anuncio que tendrá cada individuo alcanzado por esta cobertura (OTS, «Oportunity To see»).

Dentro del presupuesto de que tengamos, habrá que buscar el equilibrio entre la cobertura y el número de pases idóneo para el anuncio. Porque, como es lógico, llega un momento en que subir un punto de cobertura cuesta una fortuna ya que la mayor parte de los impactos que se consiguen son duplicaciones en individuos a los que quizás ya se hayan saturado.

En cuanto al nœmero de veces que debe ser visto un anuncio para ser eficaz, solamente el director creativo puede estar en condiciones de evaluarlo. Los anuncios no son como el champœ, en los que un 30% más quiere decir que te lavará más veces la cabeza. En publicidad, una vez que has lavado al target, no insistas porque le irritas.

«Nadie cuenta el número de veces que ve tus anuncios; sólo recuerda el impacto que dejan» Bill Bernbach.

«La creatividad practicada correctamente puede hacer que un anuncio realice el trabajo de diez» Bill B.

La creatividad, por otra parte, se mide por su capacidad de economizar: La publicidad es el anuncio más la colocación del anuncio. Debemos contemplar los medios como componente de la estrategia creativa, en vez de ser únicamente una manera de ejecutar el trabajo creativo.

El plan de medios, resultante de la planificación de medios, tiene que estar integrado en el plan de marketing del anunciante. Ello implica una estrecha coordinación con la actividad publicitaria y las demás actividades comerciales de la empresa. Sin esta coordinación, los resultados de la actividad publicitaria dejarán mucho que desear, representando para la empresa un gasto más que una inversión.

En ocasiones puede surgir una cierta polémica en cuanto a lo que debe realizarse primero en la actividad publicitaria: la selección de medios o la preparación del mensaje. En aquellos casos en los que se conoce con claridad el mensaje y soporte que pueden emplearse con mayor eficacia, la concepción de mensaje en primer lugar puede tener su justificación. Sin embargo, esta situación no se presenta con frecuencia, por lo que, como norma general, la selección de medios suele proceder a la creación del mensaje.

Ello es así porque de poco serviría el mejor mensaje si éste se transmitiera a través de un medio poco adecuado a la estructura del mismo. No obstante, la planificación de medios debe tener en cuenta las necesidades creativas, por lo que se hace necesaria una estrecha colaboración entre el planificador de medios y el creativo correspondiente.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Por favor valore el contenido)
Cargando…

Hablemos

Si tiene cualquier pregunta somos todo oídos :-)

Enviando

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Y recibirás por mail información de calidad sobre diseño :-)

Gracias por la suscripción!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?