Anque no es un tema del que tratemos en el Instituto de Artes Visuales, totalmente dedicados al ámbito de la comunicación, el asunto lo merece… al menos para más de una mujer. ¿Quién no ha sufrido un dolor de piés y ha estado deseando quitarse los zapatos?, ¿quién no se ha arrepentido de ponerse esos maravillosos zapatos pero que realmente son insoportables? Ahora el diseño viene a nuestro rescate, como debe ser, ya que el buen diseño debe ser la solución de los problemas de los usuarios…. usuarias en este caso, aunque conozca algún hombre que use tacones))

Marte den Hollander, ‘Best Graduate 2006′ de la Faculty of Industrial Design de Delft University of Technology en Holanda, se propuso diseñar un calzado que pudiera pasar del tacón alto (sugerente y sexy) al taconcito (cómodo y usable).

“Nunca más un par extra de zapatos en la cartera, no más problemas para conducir un coche o subir una escalera mecánica, nunca más pies doloridos, y rodillas y tobillos dañados…
El carácter del zapato está en la forma del tacón. Tiene extremos diferentes para ambas posiciones. Mientras se utiliza en una posición, el otro extremo del tacón no se ve y se esconde en la suela. El zapato es transformado con un movimiento sencillo y rápido: uno tira del tacón hacia abajo para colocarlo en la posición que prefiera. El ajuste de la posición del tacón cambia automáticamente la curvatura de la suela para que la forma se adapte al pie.”

+ ver proyecto en Virtual Shoe Museum

Ahora lo que esperamos es que muchos fabricantes se decidan a incorporar esta solución en múltiples diseños. Que podamos comprarnos los tacones y no nos arrepintamos cada vez que nos los pongamos.

Fuente: Clarín

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Por favor valore el contenido)
Cargando…

Hablemos

Si tiene cualquier pregunta somos todo oídos :-)

Enviando

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Y recibirás por mail información de calidad sobre diseño :-)

Gracias por la suscripción!

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?