El arte de neón es una evolución del art light dando lugar a diferentes e impactantes formas de expresión a través de luces, proyecciones y sombras que ejercen un alto poder de atracción sobre un público ávido de nuevas sensaciones artísticas. Se trata de una tendencia muy actual dentro del arte contemporáneo, un campo en constante desarrollo donde algunos artistas ya han creado un importante legado al colocarlo en el eje central de su obra.

El arte contemporáneo no deja de evolucionar y reinventarse, y una de las tendencias más impactantes que ha parecido en los últimos años es la integración de luces de neón en las obras de arte. Este estilo, que combina la pintura tradicional con instalaciones lumínicas, crea piezas que no solo se contemplan y admiran, sino que se viven de una manera especialmente intensa.

El arte de luz de neón es una forma única y cautivadora de expresarse que utiliza este tipo de luces para la creación de obras vibrantes y coloridas, fascinantes y atrevidas a partes iguales. Se trata de una técnica artística surgida a principios del siglo XX, que ganó popularidad rápidamente en las décadas de 1950 y 1960 aplicándose especialmente en los campos de la publicidad y de la señalización comercial.

No obstante, desde sus orígenes, el arte con luces de neón ha ido evolucionado hasta posicionarse en un lugar de relevancia en el mundo de la cultura y la innovación artística, siendo muy respetado cuando forman parte de obras revolucionarias que exploran sin complejos toda una gama de temas e ideas. Desde deslumbrantes instalaciones públicas hasta exposiciones íntimas en galerías, el arte con luces de neón cautiva a una audiencia con su sorprendente impacto visual y su carácter cautivador.

A continuación, se presenta un ejemplo magistral de arte contemporáneo en el uso de las luces de neón para un proyecto artístico.

Marco Maseda, destacado artista de esta técnica

Considerada como parte fundamental en el campo de las colecciones más destacadas en este ámbito es la colección «Neón», de Marco Maseda. Un compendio de obras inusuales que resalta por su originalidad y por la manera tan espectacular en la que el artista es capaz de transformar el espacio con la luz que emana del neón.

Un ejemplo perfecto de esta técnica de cuadro con neón es el «Basquiat». En esta obra, Maseda realiza un retrato expresivo del icónico artista Jean-Michel Basquiat, utilizando acrílico sobre madera como base. La superficie de la madera es tratada con tintas UV, lo que garantiza la durabilidad de la obra y la intensidad de los colores, aumentando su impacto. Sobre este soporte, Maseda aplica una capa de gesso (mezcla de latex y blanco de titanio), permitiendo que los detalles en blanco y negro del retrato resalten con fuerza, añadiendo intensidad al resultado.

No obstante, lo que realmente distingue a esta pieza es la incorporación de los neones. La corona, símbolo recurrente en el trabajo de Basquiat, está realizada con luces de neón rosa flúor, que no solo añaden un elemento visual impactante, sino que también aportan una dimensión adicional de significado y emoción a la obra, un símbolo de nobleza, éxito y lucha, elementos recurrentes en la vida y el trabajo de Basquiat.

cuadro de ali con neones - i am ali - maseda

Este retrato es, por tanto, una unión de arte y realidad que recoge la visión particular de Maseda sobre Basquiat. Se trata de una pieza que invita a los espectadores a reflexionar sobre el impacto de este autor hasta nuestros días.

Los neones, por su parte, no solo iluminan el cuadro, sino que invitan al espectador a una experiencia multisensorial, conectando el arte urbano con una modernidad más electrizante. Sin lugar a dudas, el resultado es impresionante y no deja indiferente a nadie.

La colección «Neón» de Maseda destaca por su proceso de creación, que comienza con una investigación profunda sobre el personaje retratado y la integración de elementos de collage con recortes de periódicos que cuentan historias sobre el sujeto. Esta fusión de técnicas y materiales da lugar a obras únicas que capturan tanto la esencia del protagonista como la visión del propio artista. Un arduo trabajo, pero que consigue alcanzar un nivel de excelencia en el impacto visual y artístico.

El arte de neón es un movimiento artístico fascinante, exclusivo, contemporáneo, que ha cautivado la imaginación de artistas y entusiastas del arte por igual. Con su distintivo uso de este tipo de iluminación con colores llamativos, crea un lenguaje visual único, llamativo y que deja una huella duradera en la memoria. Desde sus comienzos con fines puramente comerciales hasta su evolución para convertirse en una respetada forma de arte, sigue ampliando las posibilidades que ofrece en un mundo lleno de luz y color.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Por favor valore el contenido)
Cargando...

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?