fbpx

La semana pasada hablábamos del azul y había quien nos reclamaba el amarillo, quizás porque en esta época del año demandamos más la luminosidad y calidez del amarillo que la opuesta frialdad del azul. De todas formas ya que comenzamos nombrándolos, hemos encontrado este trabajo denominado “La máscara” de nuestro alumno Javier Valero y en donde la figura está protagonizada por un amarillo dorado y un azul inquietante en la mirada.

El ojo humano es muy sensible a la luz amarilla: los conos verdes y rojos son excitados en la misma medida. Es un color bien visible y esto lo hace idóneo como señal o para llamar la atención sobre máquinas en movimiento o paquetes. El amarillo es el color más luminoso -aunque para los felinos es el que menos-, más cálido, ardiente y expansivo. En las artes plásticas es el color complementario del violeta y contrario al azul en la luz. El amarillo es también uno de los colores primarios.

Es el color del sol -fuente de la vida-, de la luz, de la cosecha, del oro -riqueza-… y como tal es violento, intenso y agudo. Es un color que suele interpretarse como animado, jovial, excitante, afectivo e impulsivo. Un color también íntimamente relacionado con la naturaleza -aunque casi siempre como pigmento, no de forma estructural- en donde tiene presencia a través de diversos elementos que nos pueden venir a la mente a todos, pero no nos olvidemos que también en ella significa peligro, picadura, veneno…

Este color es el matiz más brillante del espectro. Por tanto sus atributos están relacionados con la luminosidad y la brillantez, así como con la inteligencia. Activo, aunque no tanto como el rojo, se puede evocar mediante su uso el sol y la luz. Aunque el amarillo es también un color no desprovisto de asociaciones negativas. Los celos, la envidia y la enfermedad son conceptos presentes en este color y que se pueden hacer aflorar potenciándolos con la ayuda de otros elementos. No en vano es un color de “mala suerte” que evoca peligro para muchas personas e incluso se le denomina “chillón” cuando en realidad se hace referencia a su propiedad activa y atractiva.

Cuando este color se presenta claro y luminoso representa el color del intelecto, de los ilustrados. Es el color de Apolo, dios de la medida. En cambio cuando se ensucia pierde el esplendor. En la antigua Grecia las prostitutas debían teñirse el pelo y vestirse de amarillo, si embargo en el imperio romano, eran las novias las que llevaban velos y zapatos amarillos, manteniéndose ese color en las sábanas de la noche nupcial. Posteriormente los pañuelos y zapatos amarillos pasaron nuevamente a las prostitutas alemanas que fueron obligadas a llevarlos en la época medieval y de ellas a los hebreos en el tercer Reich, que también debían llevar este color como distintivo.

En la Italia medieval la bandera amarilla servía para declarar la guerra y en 1833 la Iglesia católica prohibió a sus sacerdotes usar ornamentos amarillos. A Judas se le ha representado en muchas ocasiones con este color en las vestiduras asociados a conceptos como la corrupción, la envidia, la falta de sinceridad, la hostilidad, la prostitución. Curiosamente es un color que es protagonista en al bandera del Vaticano.

El amarillo verde y la combinación de los dos señalaban desorden y locura. Esta combinación se encontraba en las prendas de los locos y era común en las vestimentas de los bufones de la corte. También las tonalidades amarillo limón y amarillo verde se usaban para pintar los asilos de los locos de los manicomios.

El amarillos en combinación con el negro tanto en la naturaleza como en las aplicaciones suelen ser una señal de advertencia y peligro. Actualmente es una combinación que se utiliza habitualmente en restaurantes de comida rápida: Pizza Hut o McDonald’s antes de su cambio de imagen.

Quizás es un color que ha gozado de más aprecio en Oriente que en Occidente. En China se honra el amarillo desde hace mucho tiempo, convirtiéndose en color imperial en el siglo X. Asimismo el amarillo que utilizan los budistas es más cálido, es el color de la cúrcuma.

Imágenes, expresiones o conceptos ligados al amarillo: amarillo de envidia, enfermedad -fiebre amarilla-, sensacionalismo -prensa amarilla-, mala suerte en el escenario -Moliere murió en escenario vestido de este color-, páginas amarillas, taxis amarillos de NY… pero ya saben, según el dicho ”el que de amarillo se viste, en su hermosura confía” aunque “más vale una vez rojo que ciento amarillo”.

*Otras imágenes que aparecen en este entrada: ”Lámpara de Lava” de nuestra alumna Anif Correa. Identidad “La tentación chocolatería” de Daniel Aparicio y ganadora de un Laus.

Hablemos

Si tiene cualquier pregunta somos todo oídos :-)

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?